miércoles, 20 de junio de 2012

UNA RAZÓN, UNA VIDA

 
UNA RAZÓN, UNA VIDA
No puedes calcular lo que pierdes,
en el mundo de cosas que veo a tu lado,
no tienes la paciencia para descubrir en ellas,
una motivación, una razón, una vida,
que pueda honrarte las soledades de tu cuerpo,
busco la sensación de tu beso para sostener el tiempo,
sacar de mis oídos el sonido de la lluvia,
encontrar aquel recuerdo,
cuando en el pasado llovía y nos dimos con este amor,
el más prolongado beso.
Buscando los secretos de la vida te encuentro,
para de esa forma que tienes de agitar mi pecho,
envolverme toda como infinito cansancio de mi esfuerzo,
para hacer ver que la vida puede tener un aliento,
tengo la confesión guardada para que no escape,
que tenga el verdadero valor en el momento preciso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario