martes, 1 de marzo de 2011

Costumbres


Costumbres
Te has acostumbrado a pensar que el amor no tiene valor,
diría yo que hay en ti lo que tanto pregunta la gente,
todo lo ves con la duda de volver al fracaso
sin detenerte a pensar el por qué de tantas cosas.
Tú podrás decir todo para qué,
en ti porque te conozco,
queda el resentimiento, rencor y odio,
yo dar lo que quedó guardado en mis adentros,
sin hacer peticiones tan de repente,
libre te dejo,
para qué vuelvas a vivir,
un nuevo momento,
porque tan sólo de ellos,
hoy haces tu vida.

Por el camino.


Por el camino.
Te he declarado todas mis inquietudes,
con ellas también las contradicciones existentes,
no quiero oír tus palabras si no van a tener sentido,
que se hacen inconclusas,
porque no llegas  sacar de las sombras las verdades,
a cada paso que doy,
me aguarda de ti, una sorpresa.

Entre las manos



Entre las manos
No  puedo  ya  con  tantos  recuerdos, 
se  me hace  necesario  llevar  a  la  realidad  lo  que  siento,
llevar  al  aire  tibio  el  lecho  húmedo, 
que  deseo   hacer  realidad  el  amor  que  tengo.
Todo  puede  suceder   así  lo  quiero, 
sobre  el  manto del camino,
que  tengo para dar todo  mi  sentir,
hacer  que  el  viento  se  lleve  todas  las  hojas  secas 
del  árbol  que dio  techo  en noches, 
a realidades que son como  un  sueño  entre  las  manos.

Ya no sé


Ya no sé
Ven  te  digo  a  quien  yo  reconozco, 
para  hacer  más  ligero  el  dolor  carnal  incurable, 
que  se  ha  detenido  en  mí, 
teje  todo  mi  cuerpo. 
En  ti  tardó  demasiado  la  suma  de  las  emociones
para  fortalecer  lo  que  sentimos, 
para  tener  nuestro  alimento,
hacer  que  brote  el  fruto 
tantas  veces  deseado.
Ya  sé  que,
 no  me  lo  digas,
el  tiempo  sin  darme cuenta,   
donde pudo  existir  amor  hoy  hay  silencios
ya ahora  es  demasiado  tarde.

Es que tengo tu ausencia



Es que tengo tu ausencia
Me traes la vida el consuelo de haber obrado sinceramente
he tomado el camino que he creído correcto,
para no herir tu corazón que parece  no ser ya mío;
pero no puedes negar  que te sigo amando como el primer día,
perdón por tantos errores que he tenido al amarte,
mi alma no encuentra consuelo y no notas
que es que tengo tu ausencia en el presente,
ya me estoy acostumbrando,
en verdad aunque contradictorio parezca,
ya no quiero verte

SABES TÚ

  
SABES TÚ
 Qué puedes tú saber,
 lo que en mi interior late´
 tu forma de de decir el amor,
 es convincente;
 pero la forma de darlo a diario de hace diferente,
 son cosas del amor que así suceden,
 cuando existe un tú y un yo.

FÍJATE EN MI


FÍJATE EN MI
Que  diferente  es  lo  grande  de  lo  hermoso,
pues  en  el  amor  no  puede  existir  tiempo.
Se  torna  libre  y  respetuoso  si  lo  damos   a  cambio
tan  sólo  de  esperanza.
Soy  firme  en  lo  que  quiero  para  ti
y  lo  he  demostrado  en  cada  uno  de  mis  hechos,
no  me  he  válido  de  artes que escondo,
sólo de la razón que quiero hacerlo verdadero,
fíjate en mí que no me oculto para confesar,
mi manera de sentirlo, de expresarlo
de confesármelo a mí mismo

AlGUNA TRISTEZA


AlGUNA TRISTEZA
Alguna tristeza queda,
cuando un amor se termina,
sea el motivo que sea,
porque con él damos parte de la vida.
Alguna tristeza queda,
cuando has dado parte de tu yo,
sientes por un instante
la soledad como compañía,
aunque rodeado te encuentres,
aunque hayas decidido
el adiós para toda la vida.
Alguna tristeza queda,
porque el ser humano,
cuando la siente,
comprende que ha dado el amor,
aunque hoy reine en él,
la melancolía.

SE ESPERABA



SE ESPERABA

Hoy nuestros caminos,
han llegado al punto,
en que se entrelazan varios senderos,
diferentes criterios, deseos, anhelos y esperanzas.
Tú has tomado el tuyo, el deseado
el que ha estado en tu interior.,
yo en el mío que discrepa tanto del tuyo,
veo, escucho lo que en esta vida
de peculiar forma y vía,
aun a mis años,
me sorprendo de esas cosas,
de actuares, de anécdotas
no lo niego es grande mi sorpresa.
Dije siempre que nada en contra diría,
puedo proclamarlo a los cuatros vientos,
mi anhelo, mi deseo, bien los conoces,
si lo has logrado, entrégate del todo,
somos cosas efímeras en la vida,
pero apártate de la prostitución del sentimiento,
que veo es algo que se está generalizando,
es regla actual de esta vida de apariencias
a las que yo nunca podré ser partícipe,
no es mi forma, ni principio
no me hayo superior a nadie; pero bien me conoces,
no se actuar con doble rostro.