martes, 1 de marzo de 2011

Costumbres


Costumbres
Te has acostumbrado a pensar que el amor no tiene valor,
diría yo que hay en ti lo que tanto pregunta la gente,
todo lo ves con la duda de volver al fracaso
sin detenerte a pensar el por qué de tantas cosas.
Tú podrás decir todo para qué,
en ti porque te conozco,
queda el resentimiento, rencor y odio,
yo dar lo que quedó guardado en mis adentros,
sin hacer peticiones tan de repente,
libre te dejo,
para qué vuelvas a vivir,
un nuevo momento,
porque tan sólo de ellos,
hoy haces tu vida.

2 comentarios:

  1. Primero quiero felicitarte por tu ensayo sobre la palabra y su función ¡Orgulloso estaría Saussure y los lingüistas que le sucedieron con tu apreciación! Definitivamente, no podemos vivir sin la palabra porque es lo que hace a la lengua, lenguaje, y como seres sociales que somos, necesitamos de ella para comunicarnos. Y ahora, felicitarte tu este poema ¡Que lindo escribís, Armando! Yo siento como vos, cuando el amor se va, no me quedo con el odio ni el resentimiento, no, yo me guardo los lindos momentos vividos y dejo partir a quien ya no me puede amar, deseándole la mayor de las felicidades porque eso es lo que corresponde cuando amaste sinceramente. Besos de tu Mechi.
    Ya soy tu seguidora.
    Te dejo mi blogspot así tenemos otro medio para seguir en contacto.
    http://naveganteliteraria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Bellìsimo poema , mi quedrido -Armando, nobles sentimientos reflejados en tus letras, es lo que todo ser humano debiera sentir en su corazòn y entregar, el amor no se debe obligar , se entrega voluntariamente y se deja ir tambien de la misma forma,
    Te abrazo a la distancia.

    ResponderEliminar