lunes, 1 de noviembre de 2010

REFLEXIONES

Hay que aprender a escuchar prestando atención abierta, pues de seguro siempre oiremos cosas interesantes.
La vida tiene un precio muy complejo.
La vida nunca podrá simplificarse, es tan compleja que a veces no podemos entender el porqué de tantas cosas.
Da amor y amistad, que nada te importe, siempre y cuando siempre y cuando sientas la satisfacción de darlas sin límites.
Odiar es propio de no sentirse satisfecho con uno mismo.
Demos amor desinteresado, que no busca, ni su gusto, ni su interés, tan sólo la expresión verdadera que brota desde dentro.
El amor y la amistad son fuerzas capaces de dar vida a múltiples sentimientos buenos.
El expresar el sentir abiertamente al mundo entero no se ha de tener vergüenza al hacerlo, siempre que sea para el bien, pobre y cobarde aquel que guarda silencio.
Hago declaración pública que mi corazón siente amor que le devora de manera constante y es la fuerza que me empuja a realizar el bien en cada uno de mis actos.
Amo cada detalle espiritual de la vida y en dar de mí lo mejor en este convulso mundo. Duele a veces; pero siento placer y dicha cuando hago un detalle de bien en cualquier circunstancia.
Dentro de las contradicciones de este mundo está en lo que se dice y en la demostración de los hechos que hacemos.
Uso mis ojos para ver mis imperfecciones no me tomo atribuciones que no sean sólo las de conmigo mismo. el que las hace hacia los demás demuestra inconformidad y cobardía de no poder hacer lo que hacen a los que critican.
Dolor compartido, mitad de dos, alegría compartida, alegría doble.
Es de héroe sonreír cuando se llora por dentro, aunque a veces no podemos hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario