sábado, 30 de octubre de 2010

Y NADA.

Y NADA.
El amor nada pide, nada espera.
Se entrega como llega al alma y al pensamiento
Se hace un suspiro interminable
Que tiene su razón en el buen sentido.
Amar es estar dispuesto a enfrentar cualquier batalla
No llenarse de enojos,
Sino llevar consigo esa ilusión en los ojos,
Esa melodía que brota abierta
En las cuerdas de cualquier laúd sonoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario